FUNDACIÓN BIOSUR

Nuestra Comunidad

La historia de Puerto Jiménez se remonta a los inicios del siglo pasado, fue cuando se empezaron a dar las primeras migraciones a este territorio. Actualmente, es el distrito más grande de la Península de Osa (Munguía & Zúñiga, 2013).

Es a causa de la escasez de fuentes de empleo que a lo largo del tiempo se han desarrollado actividades económicas que atentan con la biodiversidad de la región. Según Lobo & Bolaños (2005), mientras que las últimas décadas de ese siglo vieron consolidarse la actividad minera de oro que todavía provoca contaminación y destrucción de hábitats alrededor y adentros actuales del Parque Nacional Corcovado (Honey, 2008).

De esta principalmente se deriva uno de los principales conflictos socio-ambientales que enfrentan los habitantes de la región y cuyos efectos adversos aún se sienten en la relación de la población local con su entorno natural, por supuesto avivados por la poca disponibilidad de alternativas productivas que permitan el desarrollo con sostenibilidad económica, social y ambiental.

Por tanto, como en muchas regiones de nuestro país y el mundo, aún no todas las actividades económicas que se desarrollan en la Península permiten una sana coexistencia en sostenibilidad y respeto mutuo, entre humanos y el resto del ecosistema natural de la zona. Las amenazas de prácticas agrícolas extensivas, en forma de ganadería o monocultivo, persisten y ponen presión sobre los ya de por sí frágiles límites de los ecosistemas naturales, como el bosque lluvioso, manglares y franja marino-costero.

Pese a todas estas particularidades en su historia, actualmente Puerto Jiménez es considerado la cuna del ecoturismo, pues constituye una de los principales puentes de entrada al Parque Nacional Corcovado, donde se ha impulsado la creación de hoteles y hostels, que aseguren objetivos en torno a la conservación.

En este contexto, la Fundación BioSur se propone crear el primer Centro de Educación Ambiental (CEA) en la Península de Osa, para potenciar la bioalfabetización y la educación ambiental necesarias para empezar a generar cambios concretos en las vidas de las viejas y nuevas generaciones, mediante la divulgación de información veraz que promueva la apreciación, conservación y preservación del último fragmento de bosque tropical lluvioso del Pacífico Sur de Costa Rica.

© Copyright Fundación BioSur. Puerto Jimenez Costa Rica | Web Design by PigFlex